domingo, 10 de abril de 2011

En busca de la luz imperecedera

La luz se atenúa por momentos, el día se oscurece, la noche se avecina.

Una luz que hace poco brillaba intensa. Supongo que es algo cíclico. Las lámparas simpáticas eternas de las que Patrick Rothfuss habla en su obra, "El Nombre del Viento", sólo las conoce Kvothe. Nadie en la vida real las ha inventado todavía.

Sé que todo volverá a lucir de nuevo muy pronto. De todo se puede aprender, y aprender he aprendido. Ya casi tengo la fórmula, la tan ansiada bombilla imperecedera.

¿Por qué estoy tan seguro? Porque perseguimos un mismo objetivo, un mismo fin, que conseguiremos. La bombilla que ilumine nuestros pasos por siempre. Una luz intensa, luminosa, llena de vida. Imperecedera, sí, pero para nada molesta, una bombilla alegre, preciosa, salida de un sueño. De ese mismo sueño en que nos sumimos hace tiempo y del que no quiero despertar.

Tal vez este relato sobre mi “Lámpara de llama perpetua” debería ser más largo, más sofiscicado, más hermoso. Mañana lo será. Mañana habré conseguido mi lámpara, de la cual nunca más me separaré

Y ya para terminar quiero recomendaros a vosotros, queridos lectores, un libro, aunque yo prefiero llamarle amigo. Él me ha ayudado a sobreponerme, a encontrar la fórmula perfecta, a sobrellevar las dificultades.

En la espalda de mi amigo reza lo siguiente:


”He robado princesas a reyes agónicos.
Incendié la ciudad de Trebon. He pasado la noche
Con Felurian y he despertado vivo y cuerdo. Me
expulsaron de la Universidad a una edad a la que a
la mayoría no los dejan entrar. He recorrido
de noches caminos de los que otros no se atreven a
hablar ni siquiera de día. He hablado con dioses, he
amado a mujeres y he escrito canciones que hacen
llorar a los bardos”.

“Me llamo Kvothe. Quizá hayas oído hablar de mí.”



Su autor es Patrick Rothfuss y el nombre de mi amigo es:, "El Nombre del Viento"


Un libro más que recomendable para todo el que quiera pasarse un rato precioso sumido en las páginas blancas de tan hermosos objetos.


2 comentarios :

  1. He oido hablar de ese libro, lo leyó mi tio. Ahora tengo más ganas de leerlo.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...