lunes, 3 de enero de 2011

AÑO NUEVO, VIDA NUEVA II

Para poder entender por completo el significado de este relato, amigo lector, antes has de leer el relato anterior, titulado "Año Nuevo, Vida Nueva"



Clara entra en su casa, con la cabeza gacha, preparada, en la medida de lo posible para la paliza que sabe que se le avecina. Lleva 2 días sin aparecer por casa. Ha conocido a Alejandro, un chico 3 años mayor que ella, hasta ahora encantador. 

La pobre Clara nunca ha llegado a acostumbrarse a las palizas de Julian. Nunca está lo suficientemente preparada para recibirlas, en cambio, siempre se resigna, cerrando los ojos y rezando, porque ésta no sea la última, porque esta no signifique su muerte, su desaparición anónima de ésta vida. 

Se encamina al salón de su casa, lentamente, tico-taco, tico-taco resuenan sus tacones por el pasillo.  Sabe que su precioso vestidito rojo no llegará al medio día. Desde su posición oye la tele que Julián debe estar viendo, las noticias de las 10.30 AM. Tico-taco, tico-taco. 

Su travesía le lleva a dos pasos del salón, asoma su cabeza y....


Dos días antes:
Tras la salida de Clara, Julian sale también. "Esta puta no se va a reír de mí, voy a pasármelo en grande, y cuando volvamos a casa se va a enterar".

Julian ha salido también en Nochevieja y acudió a la fiesta en casa de Jaime, el marido de la rubia camarera.  Una fiesta de monstruos. Su fiesta. Será una gran fiesta, Jaime ha pillado alcohol para todos y como no drogas. 

Ambos se quedaron hasta tarde, hasta muy tarde de fiesta. Bebieron de todo, fumaron de todo y consumieron todas las drogas habidas y por haber en casa de Jaime. 

Al amanecer el oscuro velo de la muerte alcanza a Julian y a Jaime. Sobredosis para ambos, dos monstruosas personas devoradas por otro monstruo, las drogas. Sus vidas se fueron apagando mientras ellos volaban, mientras disfrutaban de la embriaguez y el colocón. 

Clara asoma su cabeza al salón, no hay nadie, la tele está encendida, aparentemente sola. Julian no está. Sobre la mesa del salón se encuentra una carta que reza así:

1 de enero de 2011 - 08:00 AM
Esta noche, dos individuos, Jaime Casal y Julian Menéndez, monstruos ambos, han muerto a manos de las drogas. 

Clara, eres una mujer genial, un tesoro, gran parte de mi vida, toda mi vida. 

Esta noche para mi lo ha significado todo, ha sido la más maravillosa noche de mi vida. 
Te espero en casa 
Alejandro Ortega. 
P.S. Vuelve pronto. Te quiero.


Al acabar de leer la carta de Alex, en ella han aparecido unos goterones, lágrimas de Clara. Por primera vez en 5 años, se ha sentido querida. ¿Cómo carajo habrá hecho Alejandro eso? Se supone que habían dormido abrazados toda la noche, o al menos ella se durmió abrazada a Alex y despertó en la misma posición. 

De pronto, diiiin-doooon. El timbre de la puerta. Clara no se atreve a abrir, teme ahora que la carta fuera una inocentada. Se acerca sigilosamente a la puerta y mira por la mirilla. Lo que ve la descoloca. Abre la puerta y en el umbral aparece una mujer rubia, con ojeras. Se miran, se sonríen, salen a la calle, y viven por fin tras varios años de suplicio. 

La camarera rubia acompaña a Clara a casa de Alex y los tres se convierten en grandes amigos para siempre. La magia de la Nochevieja ha actuado, tres personas han cambiado sus vidas. Año nuevo, vida nueva.  

P.S. Dedicado a ti, luchadora incondicional y anónima, que verás que un día tu vida cambiará gracias a los que te rodean. Vive la vida, y en los más insignificantes momentos encontrarás esa vida que ahora anhelas.  

2 comentarios :

  1. Me encanta, por lo menos tiene un final feliz.

    ResponderEliminar
  2. Clap clap clap!!
    encantador!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...